08.01.2019

itv desfavorable vs itv negativa

Aunque está prohibido circular con un vehículo tanto si tiene la ITV desfavorable como negativa, no es lo mismo. Te contamos las diferencias.

Si nuestro coche no ha pasado la ITV no podemos circular con él. Y esto ocurre tanto si el resultado de la inspección ha sido desfavorable como negativo.

Sólo podremos circular con nuestro vehículo si la ITV ha sido favorable o, en el peor de los casos, favorable con defectos leves. Con este resultado puedes circular, pero desde la ITV te indicarán que tu coche presenta fallos leves ,pero que no tienes que volver a la estación a que comprueben que los has arreglado.

ITV Desfavorable

Si tu coche tiene algún defecto grave en la ITV lo clasificarán así. Con este resultado deberás volver a pasar la inspección en el plazo de dos meses y no podrás circular con él, excepto para ir al taller o acudir a la ITV de nuevo. Por cierto, la revisión la deberás pasar en la misma estación en donde lo hiciste la primera vez.

ITV Negativa

El resultado de la inspección de tu vehículo será negativa cunado detecten un fallo grave que ponga en peligro la seguridad  de los ocupantes como la de los usuarios de la vía. En este caso nos dan también dos meses para volver a pasarla pero nos prohibirán totalmente circular con el vehículo: ni para ir al taller ni para volver a la ITV.

¿Qué multas pueden ponerme?

  1. Por circular con un coche cuya ITV ha sido desfavorable la multa es de 200 euros, con reducción del 50 por ciento por pronto-pago. No conlleva retirada de puntos y el responsable de la infracción es el titular del coche.
  2. Circular con un vehículo cuya ITV ha sido negativa conlleva multa de 500 euros sin reducción por pronto-pago, no lleva retirada de puntos y el responsable de la infracción es el titular del coche.

 

Si no uso el coche ¿tengo que pasar la ITV?

Sí, aunque no lo uses debes pasarla si el coche está dado de alta en el registro de Vehículos de la Jefatura Central de Tráfico. Es más, no sólo tienes que pasar la ITV, sino que tiene que tener su seguro obligatorio al orden del día así como estar al corriente de los impuestos municipales.

Como opción, si quieres evitar todos estos gastos hasta que tengas de nuevo el coche en funcionamiento, puedes dar de baja tu coche de manera temporal en la Jefatura de Tráfico de la provincia donde tengas tu domicilio legal, o de la provincia en la que esté matriculado el vehículo. Tendrás que pedir el formulario de bajas de vehículos, y presentar el DNI, pasaporte o tarjeta de residencia en vigor, el permiso de conducir y documentación del vehículo.

No podrás usarlo hasta que no tengas el coche dado de alta de nuevo. Eso sí, ten en cuenta que todo lo dicho en este reportaje se refiere a un coche que esté guardado en una propiedad privada. No podrás tener un coche parado en la calle durante un largo período de tiempo y en el mismo sitio, puesto que se considerará abandono y te expones a cuantiosas multas e incluso la retirada de tu vehículo para la chatarra.

No existe un período determinado para tener un vehículo en situación de baja temporal. Pero siempre que quieres darlo de alta de nuevo, tendrás que dirigirte a Tráfico con la ITV pasada y pagar su correspondiente tasa. ¿Cómo paso la ITV, si un coche dado de baja temporalmente no puede circular? Pues tendrás que emplear una grúa para el traslado a tu estación más cercana y pasarla. No olvides reactivar el seguro también cuando quieras tener tu coche disponible para circular de nuevo.